top of page

COMPARANDO A JANE AUSTEN

En honor a la última adaptación cinematográfica de la aclamada novela de Jane Austen “Emma”, estrenada en 2020, quería comenzar una sección del blog que compare todas las adaptaciones de cine y televisión de las novelas de Jane Austen, ya mencionadas en el primer post de Cine y Televisión del blog.

El cine consigue adaptar estos clásicos de la literatura a la cultura, gusto e imaginación del momento, respetando el contenido que es atemporal y universal, pero adaptando el continente o contexto histórico que está cada vez más lejos de ser entendido o disfrutado por los lectores.


Distingamos entonces entre adaptación y versión. La adaptación de una obra literaria consiste en tomar el texto original y adecuarlo a otra forma o medio, como el medio audiovisual o el gráfico. Aún siendo fieles al libro, el estilo y resultado final de cada adaptación y su impacto en los espectadores es único, por ser creaciones de artistas diferentes.

Ahora bien, una versión o adaptación libre, también consiste en una adecuación a otro medio. Solo que, en el proceso, el creador se toma licencias y libertades para cambiar aspectos centrales de la historia original. En esta sección del blog hablaremos solo de las adaptaciones y no de las versiones, como Clueless de 1995 dirigida por Amy Heckerling o Bodas y Prejuicios de 2004 por Gurinder Chadha, etc.

Los escritores hacen uso del lenguaje contemporáneo para transmitir y provocar en los lectores sentimientos y opiniones concretas. Lo mismo ocurre con las adaptaciones audiovisuales, en las que cada director y guionista hace prevalecer su opinión o entendimiento de la obra y los personajes. El espectador puede estar, o no, de acuerdo con esta interpretación del personaje y la obra, ya que la elección del creador no deja de ser una decisión subjetiva.

Es por este motivo que quería compartir una comparativa, escena a escena, de las múltiples adaptaciones de las novelas de Jane Austen. Analizando sus diferencias en la caracterización de personajes, la dirección artística, el ritmo narrativo y en la posible intención de la dirección al adaptar la obra. Lo que sin duda recaerá en comentarios subjetivos y opiniones personales por mí parte, porque este es un blog de opinión y divulgación sin aspiraciones de manual. Recordemos: creador y espectador son igualmente parciales.

Como me es imposible resumir las diferencias a lo “importante” (aunque muchos sí lo han conseguido y hay gran cantidad de videos en YouTube que os dejarán satisfechos en veinte minutos) en este blog quiero entrar en profundidad en los pormenores de la historia y las pequeñas diferencias entre las adaptaciones.


Parece injusto comparar las series con las películas, ya que sabemos que las series no tienen que omitir escenas del libro y hay tiempo para una evolución gradual de los personajes; mientras que en una película, la acción debe condensarse y los personajes simplificarse, pero yo nunca subestimo una buena película, y creo que puede alcanzar la misma profundidad que una serie.

El primer libro a evaluar será Emma. Vamos a comparar las cinco adaptaciones, escenas a escena, centrándonos en los distintos atributos que los creadores otorgan a los personajes.






17 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page